lunes, 17 de septiembre de 2012

Tardes de Barcelona

En el centro del texto
está la lepra.

Estoy bien. Escribo
mucho. Te
quiero mucho.

(Redondo, perfecto, Bolaño consigue cerrar su Ensō privado, un ejercicio liberador, supongo, escribir una tarde de Barcelona y condensar en cinco versos el látigo, la ausencia y la fiebre. Nada más cierto que la lepra; mejor si desde ella baila la sangre. Sigo asombrándome...)
Caligrafía, por Kanjuro Shibata, XX, Enso (Wikipedia)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...