jueves, 25 de octubre de 2012

Orillas

afuera ladra un perro
a una sombra, o a su eco
o a la luna
para hacer menos cruel la distancia
siempre es para huir
que cerramos una puerta,
es desierto la desnudez que no es promesa
la lejanía
de estar cerca sin tocarse

como bordes de la misma herida
adentro no cabe adentro,
no son mis ojos
los que pueden mirarme a los ojos,
son siempre los labios de otro
los que me anuncian mi nombre.

Fuente: Wikipedia

(De Hugo Mújica. Labios de quién o qué, no lo sé, pero sí veo la orilla como un paso del mono, una cuerda suspendida sobre el agua que promete quemaduras en la palma o cráneos empapados o aguas rotas o el barro amigazo que da la bienvenida al otro lado. Sigo colgado...)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...