jueves, 25 de octubre de 2012

Tortugas y cronopios

Ahora pasa que las tortugas son grandes admiradoras de la velocidad, como es natural.
Las esperanzas lo saben, y no se preocupan.
Los famas lo saben, y se burlan.
Los cronopios lo saben, y cada vez que encuentran una tortuga, sacan la caja de tizas de colores y sobre la redonda pizarra de la tortuga dibujan una golondrina.

(Este breve fulgor lo releí después de conversar con un cronopio alegre que me encontré en un banco. Me deslizó una caracola en la mano, y lo demás fue cantar. Cortázar es todo poesía y alquimia. Sigo resbalando...)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...