jueves, 20 de diciembre de 2012

Tren fantasma

Al final de la barra apareciste
como un tren fantasma
que mueve campanillas.

Tu cara aún tenía
el susto del viajero
que, en vagón de madera,
siente los escobazos, el hilo de
la muerte, la calabaza hueca.

Querías compañía para entrar en el túnel.

No te la di, no puedo.
He de ocupar mi sitio
detrás de las cortinas,
para seguir aullando
y mordiendo a los niños.
Fuente: Wikipedia

(Recuerdo un tren fantasma en una playa de Levante, su aire de plástico caliente, su máscara, el olor a chicle. Vicente Molina Foix se asoma desde el paisaje a mi ventanilla para asegurarse de que mi viaje es placentero. Sigo flautista...)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...