jueves, 14 de marzo de 2013

Gatas

La nombré Pasión

no sé si por falta o exceso

La elegí rubia

por contraste o competencia

La quise pequeña

para cuidarla o someterla

La vi feroz

por deseo o en espejo

La traje hembra y brava

para no sentirme sola
Dominion, de James Pollock

Mi primer beso fue con un muerto

un tiro en la boca

en un campo lleno de silencio

después de una fiesta.

(Paulina Cruceño narra la presencia felina de los días, el porqué de las jaulas, de los rituales privados o de las escenas que permanecen a pesar de las mascotas. El paisaje de la soledad se difumina con las ganas de aplastar la víscera. Sigo tótem...)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...