miércoles, 6 de marzo de 2013

Hora Zero

Poesía integral. Primeros apuntes sobre la estética del Movimiento Hora Zero.

La vastedad y complejidad de la experiencia humana de este tiempo es tal que no puede ser registrada cabalmente por una poesía estrictamente lírica. Sólo una poesía que integre y totalice puede incorporar y ofrecer un válido registro de la experiencia de este tiempo sacudido por todo tipo de conmociones.

1.- No el lamento, entreguen júbilo poemas.

Todo el orbe es poesía. Todos los objetos, los sucesos, los hechos históricos del mundo y de la individualidad merecen ser expresados con el ojo crítico de la historia. Y más aún, a los hechos trivializados por la repetición es necesario darles proyección y lugar como hechos humanos trascendentes pero siempre con el ojo crítico de la historia.

La poesía integral aspira a una totalización, donde se amalgame el todo individual con el todo universal. Es decir, materia de un poema integral es la realidad acontecida y aconteciente; y que adviene en sucesos como expresión de los enfrentamientos de las clases en pugna. Esta materia se expresa en una emoción y sus efectos concomitantes; una idea y sus efectos concomitantes, y derivados llenos de energía movilizante.

Y en este punto cabe decir que el uso directo del tiempo, del espacio, de gente, de hechos que se protagonizan o no (estas son las épocas de la sinceridad) y también recuerdos, anhelos, sensaciones, necesidades, situaciones de todo nivel son sólo elementos de la materia de un poema integral.
Foto: Revista Caretas


2.-Los poemas en sí

Nos interesa la manera como es asumido el poema en todos sus aspectos y matices: estructura formal, sintaxis, etc., etc. Tiene que ser una creación absoluta. Todo poema en sí es una obra que vale por sí mismo. En cada poema es necesaria una forma diferente de decir las cosas. Y no es que se niegue o afirme la prevalencia de los contenidos sobre la forma o viceversa, sino que es necesidad urgente que los contenidos revolucionarios se expresen en formas revolucionarias.

Un poema integral intentará el entroncamiento de las reminiscencias y lo viviente en la particularidad proyectada a una generalización en base a una experiencia compartida a nivel de clase. La poesía integral hará aparecer la vida como es y como debe ser: ciclo continuo y totalidad indivisible que viene, va y se prolonga. Es decir, comenzar abriendo el poema y dejarlo abierto es consignar la Realidad. Es decir todo poema integral intentará postular el ritmo y el sentido del nuevo estilo de vida.

Entendido de esta manera, el poema no tiene fin, no concluye en tanto que la vida que genera no cese; su continuación está dada en la sensibilidad y en el conocimiento, y será reflejada en el plano de las relaciones humanas: De esta manera el Arte actuará como potencialidad transformadora, de esta manera el poema integral se ubicará dentro del contexto socio-histórico, eliminando el divorcio entre tiempo que se vive y problemática que se expresa, y se aproximará a la tierra intentando ser motivación para un cambio cualitativo.

Añado también, que un poema integral además de sus intrínsecos valores emotivos –sensoriales- imaginativos, debe tener un valor de eficiencia. Porque la asimilación de un poema integral es el movimiento permanente del mismo poema por el plano de la sensibilidad y del conocimiento. Además el poema al representar una sucesión de aspectos de la Realidad se convierte en una invitación o en un estímulo para un cambio cualitativo individual. Y esa invitación o estímulo es eficaz en tanto el escritor no falsee su materia y no mienta.

3.-El lenguaje

La ruptura en el plano lingüístico es fundamental, se trata de ubicar al lenguaje sencillo, popular, directo, duro y sano en la capacidad de expresar toda la energía de una experiencia latinoamericana en un lenguaje latinoamericano.

La tarea entonces, es la utilización de palabras vivas la revitalización de las palabras en estado de cáscara; y luego nos orientaremos a la aprehensión de lo “esencial-cotidiano” necesario para la enunciación de lo definitivo. La revelación de lo “esencial-cotidiano” y de lo efímero expresado en una alternancia continua producida por el tiempo y el espacio individual y ampliado por la consubstanciación, con la problemática común de los pueblos, es fundamental para la edificación del nuevo edificio verbal.

Y esto es tan fundamental como la guerra a las palabras fósiles, porque siendo nuestra principal preocupación la palabra, se quiere entoncespalabras nuestras para poemas nuestros. Se quieren palabras nuevas, ideas nuevas para poemas nuevos.

El nuevo lenguaje será sencillo, directo, duro y sano. Hallará sus palabras en el habla popular, en el argot, en los giros populares y en la invención de nuevos términos. Y cuidado con el vocabulario de los oficios, con los modismos, con los refranes localistas: son viejos al nacer.

La nueva poesía latinoamericana debe ser instrumento de lucha contra los medios masivos de comunicación alienante que extravían y enajenan la identidad lingüística latinoamericana.

De otro lado: la cantidad de palabras fundamentales que tenía la poesía lírica para salvar la esencialidad de las relaciones humanas están siendo destruidas como nunca. La lírica que se valía de tales palabras no puede expresar ni abarcar la experiencia de este tiempo.

Y en esta época un lenguaje, un arte auténtico es aquel que logra transmitir una intensidad desalienante, que fortalezca y posibilite transformaciones.

Y en esta época y en esta lucha por un nuevo lenguaje, los diccionarios han perdido su valor significativo. Son inútiles para la creación. Y la semántica necesita un saneamiento.

Las palabras, los poemas se han escapado de los estantes, de los libros de las habitaciones; ahora caminan, viven en la calle, gritan, sudan, se caen de nuestra boca, aparecen al momento de nuestras relaciónes, en el acontecimiento que estalla al momento de nuestras relaciones, en el acontecimiento que estalla sobre una avenida a las tres de la tarde con mucha gente o en el suceso de las 12 de la noche con dos personas en un parque: A cada momento acontece un poema.

4.-Sintaxis

La poesía integral declara la guerra al sustantivo y al adjetivo negativos. Porque el adjetivo es el caballo de batalla de lo pasado, de la bella mentira, siempre mal usado es el adorno, el colorido, la fofa belleza, el revestimiento de viejo lenguaje. Guerra al adjetivo. Y ruptura con la bella mentira.

El adjetivo ha sido la categoría gramatical más prostituida, siempre ha obedecido a intereses antihistóricos de todo tipo. La poesía integral, como sintaxis esencial, usará al mínimo adjetivos.

Con lo que respecta al sustantivo, esta categoría recorre el mismo camino que el adjetivo negativo, por lo que estamos en contra de ambos. Pero se atribuirá la sustantivización a un elemento, cosa o hecho minimizado por intereses antihistóricos, llenándolos con contenidos vivos para colocarlos en el plano de la vigencia. Paralelamente se trata de desustantivizar los sustantivos negativos, todo esto con el objeto de revelar más aspectos de la realidad con el lenguaje popular vigente.

De otro lado es fundamental la vitalización de las imágenes, ritmos y palabras hasta el punto que puedan desplazarse y ser olidas, tocadas, agarradas.

Es necesario dinamizar el poema, darle una vida más ágil, un sacudimiento más elástico, un movimiento más plástico.

El poema integral estará escrito con palabras vivas, capaces de abandonar el papel y sumarse a la historia individual de cada uno y mejorarnos.

Es absolutamente necesario destruir la sintaxis tradicional. Y es preferible ser contradictorio a construir un ritmo lánguido o repetir una imagen pálida, un débil giro.

5.-Vida y obra

Todas las actividades de un poeta en su relación con los seres humanos debe ser la prolongación del acto creador, porque es necesario hacer de la vida una obra de arte y de la obra de arte un ente vivo generador de alegrías y fuerza constructiva. Un auténtico escritor que trabaje en poesía deberá escribir con toda su vida. Debe decir no a la ironía, al humor conciliador y apuntar hacia la conquista de una poesía no pequeño-burguesa.

Y cuidado con el subjetivismo, la complacencia, el ayayerismo, la panfletería. Porque siendo la experiencia de clase la que aportará el material y el campo de acción para el trabajo de un poeta, es necesario evitar la poesía de habitación, la que exprese problemáticas referidas a individualidades, a círculos amicales y familiares. Y caminar, caminar por las calles, las calles tienen un alarido permanente, es necesario escucharlo.

Decir adiós a esa tontería del “cuarto del poeta”, de “la casa frente al mar, “del jardín de los sueños”. Decir adiós a la idiotez del romanticismo enervante. Y mucho cuidado con el baboso humor burgués y con el frívolo desplazamiento del gusto de la cretina clientela del arte: los que gustaban de la altisonancia y la palabrería hueca han dado su salto a la poesía que hace cosquillas.

Es necesario evitar los versos que buscan efecto, los poemas escritos con estos versos son poemas agotados en sus intenciones que sobornan, que preservan. Poesía hecha a ras de tierra, que relega la significación a un solo verso final. Eso se logra cuando: 1) cambia bruscamente el ritmo; 2) al afirmar o negar bruscamente lo que se venía exponiendo. Y es falso ese remate porque condiciona y premedita objetivos, busca conciliación y su construcción es fría y frívola.

De otro lado la experiencia latinoamericana del escritor latinoamericano no puede ser expresada en palabras que vienen huecas de otras literaturas ni aun con palabras vivas que sirve para expresar otras realidades. Y por supuesto no servirán los ritmos importados, ni es útil recurrir a viejas formas o arcaísmos o a un lenguaje alienado para expresar una experiencia actual

La prueba del fracaso al no expresar una experiencia latinoamericana en un lenguaje latinoamericano está en: 1) el retorno a las viejas formas y ritmos; 2) en el uso de un lenguaje arcaizante o alienado; 3) en el remedo obsesivo; y 4) en la vida alienada. Esto ha contribuido a una basta enajenación lingüística; por esa razón la creación de un nuevo lenguaje y un nuevo ritmo es la más grande tarea de los escritores de este tiempo. Y es fundamental porque sólo un nuevo lenguaje y un nuevo ritmo otorgará personalidad a la literatura latinoamericana.

Aparte de eso ninguno de nosotros debe permitir el insulto de una obra apócrifa, falsa y mentirosa, ni el insulto de una vida en donde la relación de hacer y decir no se cumpla.

La vida y la obra de un poeta debe ser un desafío, un reto permanente contra todos y contra todo lo antihistórico.

Hagamos hoy la poesía que escupa y estrangule a todo lo que obstruye e impide la realización total de un ser humano.

Y luego hagamos la poesía que apuntale esa realización.

Ambulatoria, pródiga y hacia fuera ASÍ QUEREMOS LA POESÍA. Porque la poesía sola no existe, y si tiene que ser “hacia fuera”, es porque sólo de esa manera se da la vida: Uno es con uno solamente una mañana o una tarde, pero uno es con el mundo mañana, tarde y noche.

La poesía es de más de uno y de todo un pueblo.

La poesía se hace en contacto. Fuerte, poderosa y rebosante de energía que exprese la violencia y la rebase posibilitando un cambio, una transformación: así queremos la poesía.

Una poesía que sea el canto de lo objetivo-subjetivo vital, así la queremos.

Se trata ahora de escribir la poesía de la vida del pueblo en los términos justos en que se da esa vida, es decir vitalmente: Vivaz, vital y dinámica, con un ritmo ágil y fluyente y con un lenguaje directo, sencillo, duro y sano; así queremos la poesía que hará posible una nueva y auténtica comunicación que imponga “tensiones y rupturas y no coincidencias pasivas”.

ES TODO ESTO, ENTRE OTRAS COSAS LO QUE AL ARTE DE LA POESIA LOS NUEVOS POETAS LATINOAMERICANOS OFRECERÁN.

6.-Estructura de un libro

Un libro de poemas actual estará formado por poemas totales que tienen la facultad de vivir solos, fuera del libro. A una creación le seguirá otra creación y no habrá necesidad de poner cordones temáticos o rítmicos entre uno y otro poema, todo esto con el objeto de clarificare la realidad, de entregar sólo lo auténtico.

El periplo: punto de partida y punto de llegada en un libro es artificial y más aún no obedece a un plan cíclico de creación.

La estructura tradicional o el agrupamiento de poema tras poema en la que cada uno es explicado por el anterior cayendo en la estupidez de lo que se llama el cancionero-poemario, es una progresión ilógica.

Los poemas integrales son un mundo abierto al iniciarse, y abierto hasta el último verso, no concluyen nunca. Y nadie que atraviese un libro de poemas integrales queda inmune e impune porque se sumerge a la Realidad. Y ésta no es un refugio para nadie.

7.-Para editar una revista

Júntense varios amigos, conozcan bien a dos o tres

entréguense confianza, asuman un papel de vanguardia, recuerden

que toda idea, todo esquema es un medio, nunca un objetivo;

manden a la mierda todo fin personalista,

escupan a todo deseo de notoriedad,

apunten bien y disparen.

8.-Para una nueva ética

El primer desafío de esta circunstancia histórica es concretizar la idea de la REVOLUCIÓN. Todo lo demás está por debajo. No nos engañemos.

La idea más perfecta es estúpida y absolutamente innecesaria si no se concretiza. Y la medida de liberación de un hombre está dada por la asunción de la acción como única salida y por la encarnación de la apremiante necesidad del cambio que se manifestará con acciones que socaven lo establecido.

Dentro de una vieja sociedad la toma de situación y de conciencia por parte de un grupo de individuos es el Primer Acto Cultural de una Sociedad. Y ese acto primero será acechado, mediatizado, confundido, desvirtuado ante los ojos de todos por parte de los enemigos de la nueva ética. mantenerlo y orientarse hacia una amplitud más dinámica es otro desafío.

Porque definitivamente toda nueva actitud para que no se convierta en antihistórica requiere necesariamente una nueva moral y una praxis.

El avance del sub-hombre hacia el Hombre Real, y de éste al Hombre Nuevo se hará a través de esquemas, ideologías y sistemas que son y deberían ser siempre vías y nunca metas u objetivos finales.

9.-Otro sobre el mismo asunto

En el Perú un poeta tiene una biografía abundante y terrible; las maneras cómo llegó al arte, cómo luchó para mantenerse en él, cómo vive y cómo ha vivido formarán un documento sociológico explosivo.

Si dos o tres de estos jóvenes escribieran las experiencias de antes de sus años veinte se tendrían todo el amor y la furia necesaria para transformar el mundo.

En este país a los individuos les ocurre todas las experiencias humanas en una sola hora y con alternancia delirante. Y se vive teniendo el doble de la edad más la edad correspondiente.

10.-Hechos que no deben olvidarse

1) Imponte la tarea de escribir los poemas que jamás se hayan escrito.

2) Llena de palabras el sentimiento. Y llena de intensidad las palabras

3 Los poemas deben tener el olor del mundo y deban respirar como un ser vivo, un poema integral es siempre un operativo cultural.

4) Es necesario escribir el color azul, escribir la angustia, escribir la lucha, escribir el rectángulo, la violencia.

5) Nada reemplazará tu obra. Y nadie te reemplazará a ti.

6) Desprecia convenientemente todo lo antihistórico y escupe a la rigidez y a lo insulso.

7) Eres todo lo que supones y aun eres mucho más.

8) Ámate como amas a la audacia

9) Di la primera palabra. Y no te preocupes por la última.

10) No tienes el “no me toca” para nada.

11) Nunca serás demasiado joven para todo lo que se puede lograr.

12) Tu condición, tu edad, tu circunstancia no es una disculpa para nada.

13) Piensa como dos. Ama como tres. Y trabaja como cuatro.

14) Sé audaz pero mantente fiel a tu respiración.

15) Es posible lograr lo imposible. Hay el 100% de posibilidades.

16) Edita por lo menos una revista de poesía joven en tu vida.

17) Ten el coraje de ir a la mierda y ten el valor de regresar.

18) Si no hay un hombro donde apoyarse, apóyate en tu hombro.

19) El poema no quiere que lo saquen, el poema salir.

20) El que camina va en un solo pie. El problema es donde poner el otro. El que se detiene pone los dos pies y no es fiel a su respiración.

21) Eres indispensable como el aire.

22) Pon en dos minutos de palabras, los hechos de dos años de experiencia.

23) Evádete de tu nombre.

24) Tú siempre serás lo que se necesita.

25) Nunca se te va a terminar el amor. Prodígalo en tu mujer y bendícela, prodígalo en tu amigo y bendícelo.

26) Regálate y atrévete. Tú puedes. POESIA ES.

11.-FINAL

a) Aclaración

Un solo poema de este libro vale por seis docenas de prólogos como éstos.

Pero estas cosas las encontré en mi camino y yo las muestro (no quiero quedarme con nada), entrego, expongo estas cosas no por vanidad, ni engreimiento, sino fraternalmente, porque después o antes de todo, esto es una manera de diálogo franco y limpio. Y esta hipótesis es dinámica, y se moverá hacia una estética más revolucionaria, es decir, más auténtica.

b) Digo

Nuestras necesidades y objetivos son precisos pero no son fijos, son precisos enfrentados ante este tiempo, pero no son fijos en cuanto habrán de ser los mismos que tengan las vanguardias en otro tiempo.

Y en otro tiempo cuando desaparezcan las vanguardias, nuestras necesidades y objetivos serán los mismos que tengan las grandes mayorías.

c) Desafío

Sigue. Pero diferente.

(Julio, 1970; fijado por Juan Ramírez Ruiz, fundador del Movimiento Hora Zero, tiene publicados, con Jorge Pimentel: Un par de vueltas por la realidad, de 1971, Vida perpetua, de 1978,  y Las armas molidas, en 1997; era inevitable llegar a la Hora Zero después de haber atracado en el puerto lumpen de los infras mexicanos, después de haber escuchado los beats palpitantes de Estados Unidos. El punto en el que se diluyen todos es lo salvaje, un sumidero de asesinos de tinta. Sigo lupa...)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...