martes, 23 de abril de 2013

Como una oración el alba

esta como agua vertical, este filo de piedra pura
a bolsillos llenos; un golpe de tu dedo sobre
las sombras de los libres, el trágico desvelo allá
abajo en la hora bella en que fui otro.
este instante a tus dolores y tus amores descarnados,
tus pasos de alma a alma.
el aire y el mundo no buscados.
la vida más terrible y hermosa, la primera aventura
dónde se lanzan las noches, los jadeos de
sufrimiento y placer -detrás de las fachadas
de los palacios-, y los pálidos destellos de los
ojos.
cuando todo quede reducido a una estrella,
a una única estrella mendiga
tibia y viviente con un día dentro
la transfiguración agazapada    profunda     ardiente
sobre las silenciosas tejas
el torbellino de las formas    los labios
el reposo sobre el lecho o sobre el prado
la viga maestra     los muros
investiremos las ciudades      las nuestras
sólo el mar y el fuego mezclados
emergiéndonos uno a uno los velos
Foto: Michael Magg

(De Arcosanto, Pedro Antonio Araya viene de cubrir la cima del desierto y de caminar largamente los arados. Sus manos no tienen fondo ni aire. Pesa, respirando su lírica. Sigo remolinos...)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...