lunes, 15 de abril de 2013

Long Play

Un contrabajo camina a tu lado en el otoño de los parques
o en tu cuarto lleno de hojas, das vuelta como un león destronado
calculando el perímetro de la jaula, geómetra
también al disolverte en los deseos y los días
un vaso de agua, esta escritura incipiente
se acumula junto al polvo que levanta el jazz.


(De náufrago a náufrago, hoy chapotean Andrés Anwandter y su asombrosa capacidad de maniobra. La intensidad de los últimos kilómetros trajo a este poeta y me permite reflexionar sobre el milagro de las partículas que ocupan su lugar-y-no-otro. La vida fluye. Sigo en el norte...)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...