viernes, 27 de septiembre de 2013

Haikus desde la violencia

Los brotes florecen y mueren,
trae el viento nieve o mariposas;
la piedra no repara en ello.

Sin tener si quiera un nido
el pájaro llamará hogar al mundo;
la vida es tu tarea.

Las abejas obreras libran,
hasta los zánganos saben volar;
la reina es la esclava.


(Me llamaron la atención como agujas diminutas estos breves versos de Palahniuk-el-animal. Dentro de toda la narración, que es discutible, este recurso se vuelve agua y sombra y bocadillo de media mañana. Un alivio. Sigo en la asfixia...)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...