martes, 21 de enero de 2014

A lo mejor eres tú mismo

A lo mejor eres tú mismo el tren que pita y se mete bajo
tierra rumbo al infierno o la estrella de chatarra que te
lleva frente a otro muro lleno de espejos y de gestos,
endiablados gestos sin dueño y tú tras ellos, solo, feliz
propietario de una boca escarlata que muge.
Pega el oído a la tierra que insiste en levantarse y respirar.
Acaríciala como si fuera carne, piel humana capaz de
conmoverte, capaz de rechazarte.
Acepta la espera que no siempre hay lugar en el caos.
Acepta la puerta cerrada, el muro cada vez más alto, el
saltito, la imagen que te saca la lengua.
No te trepes sobre los hombros de los fantasmas que es
ridículo caerse de trasero with music in your soul.
La mismidad de Vimar, probablemente
(Le pasa a Blanca Varela lo que a tantos orillistas de la Plata, nació con lengua de pájaro y serpiente y sus días raros hacen palabra. Si habla de egos, adereza el fragor de su discurso con reflejos y hologramas de lo otro, para que no queden huecos, o para abrir una especie de hueco definitivo. Sigo velámenes...)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...