martes, 12 de mayo de 2015

Autobiografía

Como el náufrago metódico que contase las olas
que faltan para morir,
y las contase, y las volviese a contar, para evitar
errores, hasta la última,
hasta aquella que tiene la estatura de un niño
y le besa y le cubre la frente,
así he vivido yo con una vaga prudencia de
caballo de cartón en el baño,
sabiendo que jamás me he equivocado en nada,
sino en las cosas que yo más quería.
Fuente: Wikipedia

(Recuperamos el aliento con Luis Rosales, sin prisa. Fuera de todo límite digerido, fuera de planes metódicos, fuera de zonas más o menos confortables. Tambores al aire...)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...